Adriana Bottina encontró la fama con la Wendymanía.

Por: Germán Matamoros G..

Por estos días en toda Colombia no se habla de otra cosa que de la Wendymanía. Es el “boom” provocado por la historia de una canción que popularizó hace muchos años el intérprete  de música popular Darío GómezNadie es eterno en el mundo. Pues bajo éste título está en la pantalla chica la historia romántica de Wendy Jiménez, una joven de estrato humilde pero con el sueño de ser una famosa cantante. 

Y la escogida para protagonizarla fue otra chica con el mismo sueño y que finalmente lo alcanzó: Adriana Bottina, una vallecaucana nacida en la ciudad de Palmira, que canta muy bien, y a quien no se le realizó totalmente su meta inmediata de ser una famosa artista del rock-pop. Tan solo  hasta ahora está más cerca de la fama y no precisamente con el género musical de su gusto: el despecho. Lo cierto es que es la figura más popular del momento debido al éxito de la telenovela del Canal Caracol,Nadie es eterno en el mundo.

Su personaje ha recorrido todo el territorio cantando y obviamente promocionado la telenovela. La presencia de su atractiva figura en diferentes escenarios, gracias al baile que ha impuesto, ha despertado todo tipo de sentimientos y reacciones, curiosamente entre los niños y los jóvenes. Wendy Jiménez se presenta normalmente con minifalda, botas y sombrero texanos.

Luz Adriana Bottina Alfaro habló con Ver bien magazin, no sin antes contar que después de sus estudios de bachillerato, estudió Licenciatura en música en laUniversidad del Valle, aunque no se alcanzó a graduar. Es la mayor de tres hermanos y como coincidencia con la historia de Wendy, en su vida real esta casada con un empresario de la música.

Wendy la volvió una mujer menos dura y más romántica. 

¿Qué hacia antes de involucrarse en el canto?
“Gatear”…(ríe)…estoy cantando desde los cinco años, entonces… antes de cantar, “gatear”.

¿Qué la impulsó a cantar profesionalmente?
Creo que la formación del colegio…también que mi papá se dedicaba a la música. Siempre supe que lo mío era ser cantante.

¿Cómo se llamó su primera producción discográfica? 
Al Rescate, con la canción Salta.

¿En qué año fue eso?
En 1.997.

¿Qué género?
Pop-rock.

¿Y cómo le fue?
Excelente. Fue un gran comienzo. Creo que eso determinó que yo tomará decisiones como no seguir viviendo en el Valle sino que me vine para Bogotá hace ya diez años.

¿Cuántas producciones grabó después?
Grabé un segundo disco con la misma disquera. Después hice mi disco Adriana Bottina. He grabado tres discos para la telenovela La hija del Mariachi, y llevo uno paraWendy Jiménez con Nadie es eterno en el mundo.

Como pocos artistas colombianos usted tuvo muy buena recepción con su voz y su estilo empezando, entonces ¿por que desapareció un tiempo del canto?
Pues ahora puedo decir que no tenía una empresa que apoyara a un artista. No tenía la infraestructura que ahora tengo, es decir, cuento con una manager, un booking, jefes de prensa, tengo todo un grupo de gente que está detrás. En ese tiempo era solamente una niñita que había sacado un disco, que se había lanzado sola al agua…

¿Cómo resultó protagonizando Nadie es eterno en el mundo?
Creo que más que yo llegar apareció el proyecto que me necesitaba, estoy segura de eso. Se necesitaba alguien que tuviera experiencia actuando, alguien que fuera actriz, que cantara y que pudiera poner una buena cara para ser protagonista. Aunque siempre lo quise no lo busque.

¿En qué se basó para interpretar el personaje?
En el slogan que tiene Wendy: que las mujeres soñadoras somos mujeres con “verraquera”. También me inspiré en mi época cuando estaba en Palmira con ganas de hacer el disco.

¿Qué le ha aportado usted al personaje?
Pues… darle la voz a Wendy para que cantara lo que quisiera, sin pensar en que yo soyAdriana la rockera, que le gusta el pop, y a Wendy le gusta la música de despecho. Sin ningún temor, sin guardarme nada le di la voz total.

¿Cómo surgió lo de crear los pasos para bailar?
El día del lanzamiento de la novela nos pusimos todos a bailar y de ahí surgieron unos cuantos pasos.

¿Qué recomendaciones o consejos ha recibido de Darío Gómez?
Que el artista se debe al público y que con la música de Wendy podía llegar a la gente joven a través de la música de despecho, y poder llegar a ese público al que él no había logrado llegar como la juventud y los niños.

Antes de conocer a Darío Gómez, ¿alguna vez cantó o le gustaba el tema Nadie es eterno en el mundo?
Conocía el tema y unas cuantas canciones. Cuando empecé la novela me llevé bastantes discos de Darío Gómez y escuchándolos entendí de qué se trataba su aporte, para dónde iba su letra, a quién le cantaba.

¿Cómo está viviendo esta experiencia de actriz protagónica?
Ha sido muy exigente. Me ha obligado a ser muy disciplinada, eso me parece bueno, y a cruzar el umbral del dolor y el cansancio de una manera que no conocía.

¿Qué diferencia  a Wendy Jiménez de Adriana Bottina?
Bueno… Wendy es más extrovertida. Yo soy mucho más tímida. Nos diferenciamos también en que Wendy ha sufrido mucho, le ha tocado tomar decisiones muy duras…y a mi me ha tocado duro pero no tanto.

¿Es igual de romántica a Wendy?
He aprendido a ser romántica. En el colegio yo era “el niño”, era más fría, más tímida, más dura, menos romántica, pero creo que el tiempo me ha vuelto así.

¿Cómo ha sido esa experiencia del personaje en la cárcel?
“Super”. Ha sido increíble haber grabado por que además teníamos un combo buenísimo con doña Samara de Córdoba que además le tengo muchísimo cariño, también con Yolanda Rayo. Fue fantástico, nos divertimos haciendo las escenas… Y bueno, aunque yo nunca he estado en una cárcel pienso que vivir eso es muy cruel.

La telenovela deja ver cómo es el manejo de un artista dentro del mundo de la industria discográfica: que hay de esa realidad entre Wendy y Adriana Bottinacomo cantante?
Pienso que el proceso que han hecho con Wendy lo sacaron de un proceso normal de publicidad para cualquier artista, es el proceso que hace una disquera desde la producción, la grabación, el disco…

¿Alguna vez se enamoró de un empresario artístico?
Humm…no, no. Conocí al que hoy es muy esposo. El tenía un sello disquero, pero no en la magnitud de lo que es Discos Santamaría.

¿Cómo prefiere que la vean: como el producto “boom” del momento o como una artista talentosa?
De las dos. Primero no soy solo un producto, soy una artista. Pero me parece bien que lo vean de las dos maneras porque si me ven como una artista están viendo lo que yo anhelo ser y a lo que me pienso dedicar toda la vida. Y como un producto también porque eso significa que me van a contratar más…

¿Hoy todavía se puede vivir de la música profesionalmente?
No sé…no sé porque digamos que el proceso en el momento en que yo estoy creo que es una combinación de las dos cosas, no solo por la música sino por la televisión. Ahora…pienso que sí, lo que pasa es que es un poco más demorado y más exigente.

¿Cuál es su mayor virtud como cantante y cuál como actriz? 
Como cantante pienso que no quedo contenta si no le llego al último que me está viendo cantar. Como actriz pienso que me meto tanto en la historia de los personajes que me duelen de verdad.

¿Hacía el futuro por qué camino se iría: por el de actriz o cantante?

Pienso que por ninguna de las dos. Yo soy una actriz y soy cantante.

Acerca German Matamoros G.

German Matamoros G.
Periodista con más de 25 años de trayectoria en importantes medios de comunicación como El Siglo (Nuevo Siglo), Revista Semana, Revista Cromos y la cadena radial Todelar, medios en los cuales desempeñó funciones como redactor, editor, coordinador y jefe de redacción en diversas áreas como información general, distrital, política y judiciales; coordinador de temas y portadas de cultura y espectáculos. Es actual director de Comunicaciones Internacionales GM y jefe de prensa de reconocidos artistas nacionales.