15 preguntas a…

Carlos Humberto Cantor:
“El periodismo de hoy es más exigente que nunca”

Por Guillermo Romero Salamanca
Es desobediente porque coordina el programa “El último Café” que se transmite por Uniminutoradio los martes de 7 a 8 de la noche. Ha llevado embajadores, periodistas, ambientalistas, académicos, investigadores y turistas.

Es desobediente porque coordina el programa “El último Café” que se transmite por Uniminutoradio los martes de 7 a 8 de la noche. Ha llevado embajadores, periodistas, ambientalistas, académicos, investigadores y turistas.

Lee todo el día. No para de hacerlo desde cuando estaba en primaria. Si al famoso personaje del cine Forrest Gump le decían, “corre Forrest, corre”, a Carlos Humberto su familia le decían “lee Carlos, lee”.

Poco de matemáticas, pero mucho de letras. El esposo de María Consuelo Rodríguez madruga a la lectura. A veces interrumpe su trajinar para escuchar jazz o canciones peruanas. El padre de Diana y Sebastián devora libros para aprender y para preparar sus clases en la Universidad Minuto de Dios, donde le han dicho que descanse de los tableros y los alumnos y espere en una oficina su pensión. Pero no lo hace.

Es desobediente porque coordina el programa “El último Café” que se transmite por Uniminutoradio los martes de 7 a 8 de la noche. Ha llevado embajadores, periodistas, ambientalistas, académicos, investigadores y turistas.

Le gustaba coleccionar carros pequeños, le encanta catar vinos, canta villancicos y carga boinas y gorros de lana para el frío bogotano. Desde hace unos 10 años pedalea en una bicicleta eléctrica. Sus médicos le han dicho que haga ejercicio porque tiene elevado los niveles de azúcar.

Durante más de 20 años se ha dedicado a formar estudiantes de Comunicación Social-Periodismo de las universidades Jorge Tadeo Lozano, Central y Uniminuto. Estima que ya son miles sus educandos. Es uno de esos profesores entregados a la academia. Escucha a sus pupilos. Es como un padre con ellos. Les da consejos, aunque, a veces, también les pone los puntos sobre las íes.

Las 15

Durante más de 20 años se ha dedicado a formar estudiantes de Comunicación Social-Periodismo de las universidades Jorge Tadeo Lozano, Central y Uniminuto.

Durante más de 20 años se ha dedicado a formar estudiantes de Comunicación Social-Periodismo de las universidades Jorge Tadeo Lozano, Central y Uniminuto.

-¿Cuántos años enseñando Periodismo?

Me inicié en la Escuela Naval de Cartagena. Luego pasé a los informativos de televisión, especialmente el Noticiero de las 7, viajé a la Universidad de Piura donde estuve dos años y luego, desde 1997 hasta la fecha, dictando clases en las universidades.

-¿Se acabó el Periodismo?

El periodismo no se ha acabado. Hoy es más exigente que nunca porque hay que develar la verdad de tantas mentiras que se dicen por tantos intereses que hay de por medio.

-¿El Internet volteó las comunicaciones?

Abrió una plataforma interesante donde se conjuga todo. Lo importante ahora son los contenidos que se le ofrecen a las personas.

-¿Los jóvenes están preparados para lo que viene con la 5G?

Los jóvenes, ni nadie. Además, eso será algo muy grave por el manejo del mundo. Ya sabrán a dónde vas, qué estás haciendo, qué piensas comer, cómo reaccionarías ante cualquier situación. Eso aún no se ha analizado en su totalidad.

-¿Leen los jóvenes?

Leen distinto, leen más reducido y leen en internet.  Algunos leen en pdf, pero la lectura es distinta.

-¿La academia va por un pensum y los jóvenes por otro destino?

Yo creo que sí. Eso se ve a cada instante. Todo va en una transformación permanente.

-¿Perdurarán las universidades?

Desde luego que sí, pero ya no se necesitarán edificios porque las carreras se harán por internet y se ahorrarán los desplazamientos.

-¿Se transformarán las carreras?

Todos los días muere y nace una nueva materia, se crean nuevas formas de calificar y de dictar clase.

-¿Qué libro está leyendo?

Uno sobre el Bicentenario visto por El Tiempo que habla de la diferencia de tiempo entre los siglos XIX, XX y XXI.

-¿Qué extrañará de dictar clases?

Los anhelos de volverlas a dictar.

-¿Los alumnos se han acordado de sus enseñanzas?

-Creo que sí, hoy por lo menos me han saludado.

-¿Qué les envidia a los alumnos de hoy?

La posibilidad de viajar, de estudiar fuera del país, de ser más universales. Se puede comenzar una carrera en Bogotá y terminarla en Nueva York, Buenos Aires o Moscú.

-¿A qué personaje le sacó más jugo en El último café?

A Miguel Ángel Julio, un antropólogo, ambientalista e investigador social.

-¿Ya no come dulce?

Mentiría si digo que no, porque está metido en todas partes.

-¿El azúcar es tan malo como dicen?

Sí señor, bastante malo.

 

Acerca Guillermo Romero Salamanca

Guillermo Romero Salamanca